Aprende el idioma que desees con estos trucos

Si eres de los que piensa que nunca llegarás a ser bilingüe, ¡más te vale tomar nota! Te dejamos estos trucos para empezar a hablar el idioma que sueñas desde hoy:
Aquí te dejamos una lista con 7 consejos para que veas que aprender un nuevo idioma es más fácil de todo lo que alguna vez pensaste o te contaron:

1. Tener claro por qué lo estás haciendo
Puede parecer obvio, pero si no tienes un buen motivo para aprender otro idioma, es muy probable que, a la larga, se te acabe la motivación. Querer impresionar a tus amigos con tu nivel de francés no es un motivo demasiado bueno, pero querer conocer de verdad a una persona francesa en su propio idioma, definitivamente es otra cosa. Sea cual sea tu motivación, cuando decides aprender un nuevo idioma, lo realmente importante es comprometerse al máximo.

2. Sumérgete
Ya te has hecho la promesa, te has comprometido. ¿Y ahora qué? ¿hay algún tipo de camino correcto para aprender? No importa qué herramientas uses para aprender el idioma, lo importante es que practiques todos y cada uno de los días.

3. Mantenlo relevante
Si tu objetivo desde el principio es mantener una conversación, es más improbable que te pierdas en libros de texto y manuales. Hablar con gente hará que el proceso de aprendizaje siga siendo relevante para ti.

4. Diviértete
Usa tu nuevo idioma de cualquier forma que sea creativa. Piensa en alguna manera divertida de practicar tu nuevo idioma: haz un programa de radio con un amigo, dibuja un cómic, escribe un poema o trata de hablar en él con quien puedas.

5. Actúa como un niño
No decimos que tengas pataletas o que te llenes el pelo de comida cuando vas a un restaurante, mejor intenta aprender como lo hacen los niños. Se está demostrando que la hipótesis de que los niños son intrínsecamente mejores aprendiendo que los adultos es un mito. Nuevas investigaciones no son capaces de encontrar una relación directa entre la edad y la capacidad de aprender. Puede ser que la llave para ser capaces de aprender tan rápido como lo hacen los niños esté en tomar determinadas actitudes infantiles: falta de conciencia de uno mismo (en el sentido de estatus social), el deseo de jugar en la lengua y la disposición a cometer errores.

Aprendemos a base de equivocarnos. Cuando somos niños, se espera que cometamos errores pero cuando somos adultos, los errores se convierten en algún tipo de tabú. Es más probable que un adulto diga "no sé" antes que "no he aprendido eso todavía" (no sé nadar, no sé conducir, no sé hablar inglés). Que te vean equivocándote o, incluso, teniendo dificultades es un tabú social que no afecta a los niños. Cuando aprendes un idioma, admitir y aceptar que no lo sabes todo es la llave para alcanzar crecimiento y libertad. Despréndete de tus barreras de adulto.

6. Abandona tu zona de confort
Un truco súper sencillo es cambiar el idioma de tu móvil y de tu ordenador al idioma que deseas aprender, de esta manera, cada vez que los utilices —y vaya que los utilizamos bastante— estarás practicando y aprendiendo. Además puedes instalar algunas aplicaciones de diccionario o pronunciación.

7. Haz nuevos amigos
No tener miedo a cometer errores significa estar preparado para ponerte a ti mismo en situaciones potencialmente embarazosas. Esto puede dar un poco de miedo, pero es la única manera de desarrollarse y mejorar. No importa cuando estudies, nunca hablarás un idioma si no te pones a ti mismo en esa situación: háblales a extranjeros en su idioma, pregunta direcciones, pide la comida, intenta hacer chistes. Cuantas más veces lo hagas, mayor será tu zona de confort y mayor será la facilidad con la que te enfrentarás a nuevas situaciones.

Recuerda que el mayor beneficio de hablar otro idioma es poder comunicarte con otros. Ser capaz de mantener una conversación sencilla es una recompensa increíble en sí misma.
¡Nunca dejes de practicar!

#ObedeceTuTerquedad

Volver al blog

SOLICITA INFORMACIÓN